¡SÍGUENOS!

Bicarbonato sódico

Bicarbonato sódico

El bicarbonato sódico (también llamado bicarbonato de sodio, hidrogenocarbonato de sodio, carbonato ácido de sodio o, coloquialmente, bicarbonato) es un compuesto químico de color blanco, en polvo, imprescindible en repostería y pastelería para la elaboración de bizcochos, magdalenas, muffins, pastas, galletas y otros postres. Al incorporarlo a la masa de un dulce y calentarla, libera dióxido de carbono, que hace que la masa se hinche y adquiera volumen, produciendo dulces más ligeros y esponjosos.

Qué comprar

El bicarbonato de sodio se encuentra en cualquier supermercado, habitualmente en la sección de postres o en la de especias. También se vende en las farmacias y herbolarios, pues es un remedio tradicional para la acidez de estómago. Se vende en polvo para facilitar la dosificación, en botes de diferentes tamaños y a precios muy económico. No existen variedades, pues es un compuesto químico.

Uso

El bicarbonato se suele mezclar con la harina y la levadura y se tamiza el conjunto antes de agregarlo a las masas de bizcochos, magdalenas, muffins y galletas. De esta forma, nos aseguramos que su distribución en la masa sea uniforme.

Conservación

El bicarbonato sódico no caduca. Tiende a absorber todos los olores, por lo que se debe guardar en un recipiente bien cerrado.