¡SÍGUENOS!

Fresa(frutilla)

fresa

Las fresas o frutillas son los frutos de unas pequeñas plantas del género Fragaria. Son rojas, de forma cónica y se caractizan por tener sus semillas en el exterior. Son una de las frutas más populares para cocinar postres. Combina a la perfección con la nata y el queso, por lo que existen infinidad de pasteles y tartas que usan esta fruta como ingrediente principal. También es deliciosa con cremas y natillas. Son perfectas para conseguir una decoración simple pero efectista y elegante. Es quizá la fruta más popular para elaborar mermeladas, confituras, jaleas y otras conservas. En las macedonias y otros postres de fruta aporta color y sabor. También se puede reducir a puré con el que elaborar batidos de fruta, coulis y helados.

Qué comprar

Existen gran cantidad de variedades de fresa (en torno a mil), que difieren en sabor, color y forma. Independientemente de la variedad que escoja entre las disponibles en su área geográfica, lo más importante es que las fresas estén maduras cuando las compre, pues no desarrollan más azúcar una vez recolectadas. Escoja frutos gruesos, brillantes y con los tallos bien adheridos al fruto.

Podemos clasificar las fresas en tres tipos principales (cada tipo posee varias especies de fresas):

  • Fresones. Son fresas de gran tamaño, con un peso aproximado de 25 g, aunque pueden llegar a pesar 50 g.
  • Fresas. Su tamaño es mediano, con un peso medio de unos 12 g.
  • Fresas del bosque o silvestres. Sos fresas muy pequeñas y alargadas, con una longitud de aproximadamente 1,5 cm. Su sabor es delicioso, muy intenso y fragante. No es fácil encontrarlas en los mercados y, además, son bastante caras. Lo más habitual es recolectarlas o cultivarlas para uso propio. Se dan principalmente en los bosques del centro y norte de Europa.

Uso

Lave las fresas antes de su uso. Una vez lavadas, consúmalas o cocínelas, pero no las vuelva a guardar, ya que se enmohecerán en poco tiempo. Salvo para decoración, quite los rabos y la parte blanca superior (si la tienen).

Algunos usos habituales de las fresas son:

  • Como cobertura de pasteles de queso, a menudo mezcladas con un poco de azúcar y gelatina.
  • Trituradas para la elaboración de coulis, salsas, siropes, batidos, helados, mousses y cremas.
  • La elaboración de conservas caseras, sobre todo mermeladas, confituras y jaleas.
  • En tartas y pasteles de fruta a base de crema, nata y bizcochos.
  • Como parte de una fondue de chocolate.
  • Entera o troceada, es un una fruta muy común en las macedonias y ensaladas de fruta.

Conservación

Las fresas han de conservarse en la nevera, sin lavar, en un recipiente bien ventilado y separadas unas de otras, sin amontonarlas. Las fresas maduras se estropean en 2 o 3 días. Las que no están muy maduras aguantan un máximo de 5 días.