¡SÍGUENOS!

Melaza

melaza

La melaza es un líquido viscoso, muy dulce, de sabor fuerte y tostado que se obtiene de la caña de azúcar. Es un ingrediente esencial para elaborar las famosas galletas de jengibre, el bizcocho de jengibre y la tarta de melaza. Prácticamente cualquier preparación se puede endulzar con melaza: bizcochos, tartas, muffins, macedonias, jarabes, galletas.... Debido a su fuerte sabor, se suele combinar con otros endulzantes más suaves.

Qué comprar

La melaza más común es de color muy oscuro, muy dulce, con un ligero regusto amargo y un cierto aroma a regaliz. Pero hay varios grados de color y sabor. A la hora de comprarla, tenga en cuenta que cuanto más oscuras son, mayor es el regusto amargo, ya que contienen menos azúcar y más minerales que las melazas claras.

Según su área geográfica, puede ser difícil encontrar un tipo melaza clara llamada sirope dorado o golden syrup, muy común en recetas anglosajonas. Si es así, pruebe a comprarlo en tiendas de productos del Reino Unido o por internet.

Uso

La melaza, además de endulzar, aporta un sabor complejo a muchos postres. Algunos de sus usos son:

  • En las galletas de jengibre, el bizcocho de jengibre y la tarta de melaza es un ingrediente imprescindible.
  • En bizcochos, magdalenas, muffins y masas horneadas se agrega la melaza junto con el azúcar o después de él. En estos productos de repostería, además de aportar sabor y dulzor, ayuda a retener humedad, produciendo masas menos secas. También ayuda a que suban más porque, al ser ligeramente ácida, reacciona con el bicarbonato.
  • Como salsa de acompañamiento en tortitas, crepes, tartas, pasteles,yogures, natillas y púdines.
  • Se puede usar melaza en vez de azúcar en los flanes, tanto en el batido del flan como en el caramelo que lo recubre.
  • Como endulzante de algunas macedonias es delicioso, sobre todo las que contienen frutas secas, plátano o manzana.

Conservación

La melaza se conserva perfectamente a temperatura ambiente, incluso con el envase ya empezado, hasta la fecha de caducidad indicada (que puede llegar a 5 años).