¡SÍGUENOS!

Nuez moscada

nuez moscada

La nuez moscada es una especia muy popular que ha de usarse en pequeñísimas dosis dado su pronunciado sabor. Se añade molida a masas de bizcochos, magdalenas y muffins. También se infusiona en leche (normamente junto con otras especias) para realizar cremas y flanes. También se espolvorea sobre algunos postres.

Qué comprar

Aunque la nuez moscada se puede comprar molida, recomendamos adquirir los nueces enteras para evitar la pérdida de aroma. Es mejor comprarla envasada y en pequeñas cantidades, ya que se usa en dosis mínimas. No suele haber diferencias sustanciales entre marcas diferentes y tampoco existen variedades clasificadas comercialmente.

Uso

Lo mejor es rallar la nuez moscada justo antes de usarla. Es una especia de sabor fuerte, por lo que ha de usarse en pequeñas cantidades, generalmente no más de media cucharada de postre por receta.

Sus usos en repostería se reducen esencialmente a dos:

  • Añadido a batidos para hornear, como bizcochos, magdalenas y muffins, previamente rallada o pulverizada en un molinillo. Es común añadirla como parte de una mezcla de especias que incluya canela y clavo.
  • En infusión en algún líquido (habitualmente leche o agua), casi siempre con otras especias. Con el líquido aromatizado se podrán impregnar bizcochos (infusión en agua o jarabe) o realizar crema pastelera o flanes (infusión en leche).
  • Espolvoreada sobre postres.

Conservación

La nuez moscada no caduca y pierde su aroma muy lentamente pero, al durar mucho, es mejor guardarla en un recipiente hermético. No hace falta refrigerarla.