¡SÍGUENOS!

Ron

Ron

El ron es un licor que se obtiene por fermentacion de la caña de azúcar y de melazas y jugos derivados de ella.

Qué comprar

Como con cualquier licor, más precio suele indicar mejor calidad. Para cocinar basta con un ron de calidad media. Si el ron es uno de los ingredientes principales de una receta es recomendable optar por uno algo mejor, si el presupuesto lo permite. Recomendamos evitar los rones de la calidad más baja, ya que son sólo ligeramente más baratos que los de calidad media y tienen un sabor muy pobre -incluso desagradable en ocasiones-, ya que en su producción se omite parcial o totalmente la fase de envejecimiento y se intenta imitar el sabor del ron envejecido en barricas mediante la adición de caramelo y otros saborizantes.

Dado que cada país productor de ron tiene una normativa diferente respecto a la producción y etiquetado del ron, resulta imposible realizar una clasificación completa según los tipos, por lo que realizaremos una clasificación con un enfoque práctico. Esencialmente existen tres tipos de ron:

  • Ron blanco o claro. Es un ron incoloro o de color muy claro, pobre en aroma y bastante dulce. No se suele usar en repostería, ya que normalmente no aporta suficiente sabor, ni tampoco se suelen beber solos. La mayoría proceden de Puerto Rico.
  • Ron dorado. Tiene un sabor más profundo y complejo que el ron blanco y un color entre ámbar y marrón claro. Ambas cualidades se deben al proceso de envejecimiento en envases de madera, que suele durar más de un año.
  • Ron negro u oscuro. Este tipo de de ron se distingue por su color marrón oscuro con reflejos bermellón. Son rones macerados en barriles de madera de roble o de cerezo durante más tiempo que los anteriores, lo que les confiere su característico color oscuro y un sabor complejo, con notas de especias, caramelo y melazas. Debido a estas características, es el más usado en cocina, tanto salada como dulce. Proceden principalmente de Jamaica, Haití, Martinica, Nicaragua y Guatemala.

Existen además variedades especiales de ron aromatizadas con especias, caramelo, miel y otros saborizantes.

Uso

En repostería el ron tiene los mismo usos que cualquier otro licor. Gereralmente se usan variedades oscuras o doradas. Mencionamos los siguientes:

  • Aromatizar jarabes, con los que luego se humedecen las capas de bizcocho de los pasteles.
  • Macerar frutas (frescas y secas). Las frutas maceradas en licor sirven como relleno de pasteles, para realizar macedonias y decoración, entre otras.
  • Flambeados. Es típico flambear púdines en el momento de servirlos. También es habitual flambear fruta salteada en la sartén, como en el clásico Bananas Foster.
  • Aromatizar bizcochos. A menudo se agrega una pequeña cantidad de licor a las masas de bizcochos antes de hornear para aromatizarlo.
  • Aromatizar trufas y bombones. A menudo se agrega una pequeña cantidad de licor a las masas de trufas o se rellenan los bombones de chocolate con ron.
  • Helados. Cuando los helados no los van a consumir menores, el ron aporta sabor y fluidez al helado, ya que el alcohol no cristaliza (no se solidifica) con la congelación.
  • Coulis y salsas. Cuando una salsa o un coulis es muy espeso se suele aligerar con zumo o licor. En este último caso, el ron combinaría muy bien con piña, mango, plátano y coco.

Conservación

Al igual que con los demás licores de alta graduación, el ron no caduca, pero pierde aroma con el tiempo.