¡SÍGUENOS!

Whisky

Whisky

El whisky o güisqui (también escrito whiskey en Estados Unidos, Irlanda y otros países) es un licor obtenido mediante la destilación de diversos cereales malteados y envejecidos en barriles de madera. El cereal más usado en su fabricación es la cebada, aunque el centeno, el trigo y el maíz también son comunes.

Qué comprar

Como con cualquier licor, más precio suele indicar mejor calidad. Cuando se usa una pequeña cantidad (por ejemplo, una cda. para aportar sabor al batido de un bizcocho) hasta el más barato de los licores puede ser válido. Sin embargo, si se usa una cantidad mayor, si el whisky no se calienta durante la preparación (emborrachar bizcochos) o si es el principal ingrediente de la receta (salsa de whisky) hay que optar por uno de mediana calidad, ya que los whiskies baratos suelen contener saborizantes como caramelo o incluso otros licores de sabor neutro.

Una buena relación calidad-precio la ofrecen los whiskies etiquetados como "whisky de malta" o "malt whisky", así como los estadounidenses bourbon, corn y rye.

Tipos de whisky

Según la materia prima utilizada, existen fundamentalmente dos clases de whisky:

  • Whisky de malta: es el elaborado principalmente con cebada malteada.
  • Whisky de grano: es el elaborado con otros cereales.

Comercialmente encontramos los siguientes tipos:

  • Single cask o single-barrel. Los whiskies así etiquetados proceden de un único barril y suelen indicar las fechas de inicio y fin del proceso de envejecimiento. El sabor puede variar bastante entre barriles con numeración diferente procedentes de una misma destilería. Son whiskies muy caros y escasos.
  • Single malt (whisky de una única malta) es el que se obtiene en una determinada destilería a partir de un único tipo de grano. Cada destilería suele mezclar el licor de diferentes barriles para conseguir un whisky que la caracterice, a no ser que la botella indique que proviene de un único barril (single-cask). En la mayoría de los casos, el nombre del whisky suele ser el nombre de la destilería. También suelen indicar el número de años de envejecimiento o cualquier particularidad como el tipo de barril en el que ha madurado.
  • Vatted malt o mezcla de maltas indica que el licor es una mezcla de diversos whiskies de malta procedentes de varias destilerías. Casi todos los whiskies etiquetados como "pure malt", "pura malta", "malt" o "de malta" pertenecen a esta categoría.
  • Los whiskies mezclados son los elaborados mezclando diversos whiskies de malta y grano; a menudo también contienen otros ingredientes como caramelo, aromas o incluso otras bebidas alcohólicas de sabor neutro. Se distinguen porque la mayoría no indican ninguna particularidad en la etiqueta salvo el origen.
  • Cask strength o barrel-proof. Son los embotellados directamente del barril, sin someterlos a ninguna o escasa dilución, por lo que su graducación puede ser muy alta. Son casi una rareza y tan sólo los mejores whiskies reciben este tratamiento.

Uso

En repostería el whisky tiene los mismo usos que cualquier otro licor. Mencionamos los siguientes:

  • Aromatizar jarabes, con los que luego se humedecen las capas de bizcocho de los pasteles.
  • Macerar frutas (frescas y secas). Las frutas maceradas en licor sirven como relleno de pasteles, para realizar macedonias y decoración, entre otras.
  • Flambeados. Es común flambear fruta salteada en la sartén, y algunos púdines en el momento de servirlos, como el pudding de Navidad típico de Gran Bretaña.
  • Aromatizar bizcochos. A menudo se agrega una pequeña cantidad de licor a las masas de bizcochos antes de hornear para aromatizarlo.
  • Emborrachar bizcochos. Cuando un bizcocho ya está cocido, se puede rociar con licor (a vedes mezclado con otros líquidos) y dejarlo reposar una horas o días. Así se obtienen dulces jugosos que, además, se conservas durante más tiempo debido al alcohol.
  • Helados. Cuando los helados no los van a consumir menores, el whisky -al igual que cualquier otro licor de alta graduación- aporta sabor y fluidez al helado, ya que el alcohol no cristaliza (no se solidifica) con la congelación.
  • Coulis y salsas. Cuando una salsa o coulis de fruta es muy espesa se puede aligerar con zumo o licor.

Conservación

Al igual que con los demás licores de alta graduación, el whisky no caduca, pero pierde aroma y alcohol con el tiempo.