¡SÍGUENOS!

receta de paso a paso y con fotos del Bizcocho de chocolate blanco

Bizcocho de chocolate blanco

información

datos de la receta
nivel fácil
preparación 40 min
cocción h
reposo 10 min
tiempo total h 50 min

ingredientes

ingredientes
mantequilla 100 g
azúcar blanco molido 125 g
huevos grandes uds.
bourbon 45 ml.
vaina de vainilla ud.
harina blanca de trigo 150 g
levadura química cdta.
chocolate blanco 175 g

utensilios

  • 1 Molde circular de 20 cm Ø
  • Mantequilla y harina para untar el molde
  • 2 Cuencos pequeños para tamizar la harina
  • Tamiz o colador para tamizar la harina
  • 2 Cuencos medianos-grandes para las mezclas
  • Batidora eléctrica con varillas o varillas manuales (tipo globo)
  • 1 Recipiente de vidrio resistente al calor para fundir el chocolate blanco
  • Rejilla sobre la que desmoldar el bizcocho

Este bizcocho de chocolate blanco es una receta propia. No está adaptada ni de un libro de recetas ni de ninguna web de cocina (aunque sé que hay recetas de bizcocho de chocolate blanco en la web): es el fruto de varias pruebas que hice hace tiempo hasta dar con un bizcocho que me satisficiera en sabor y textura. Quería obtener un bizcocho de chocolate blanco que fuese tierno y esponjoso, con más huevo que harina, azúcar y grasa, al estilo de los bizcochos que se hacen en España. Y también quería ese sabor lácteo tan característico del chocolate blanco, por lo que quería que este ingrediente abundara en la masa, sin que el bizcocho se hundiera al sacaro del horno.

Para realzar el sabor del chocolate blanco he optado por añadir las semillas de una vaina de vainilla y 3 cucharadas de bourbon a la masa del bizcocho. Sin embargo, existen otras muchas posibilidades. Por ejemplo, puede añadir una cucharada de cáscara de naranja rallada en vez de la vainilla (o además de ella) y sustituir el bourbon por algún licor de naranja (Grand Marnier, Cointreau), obteniendo un bizcocho de chocolate blanco y naranja. Para más sugerencias sobre como aromatizar el bizcocho, consulte el apartado variaciones, o haga las suyas propias.

Por último, no es aconsejable modificar la cantidad de licor o, al menos, no hacer grandes variaciones. Si lo aumenta, puede que el bizcocho se hunda (por el exceso de líquido) o que salga demasiado duro y gomoso debido a que se desarrolle demasiado gluten. Si lo disminuye, seguramente no habrá ningún problema, pero la masa será tan espesa que resultará difícil trabajarla. Tampoco aumente la cantidad de levadura: las 5 claras de huevo que contiene la masa batidas a punto de nieve son las principales responsables de que el bizcocho suba y de que quede esponjoso, además de darle estructura. Si aumenta la levadura, lo más probable es que el bizcocho suba mucho para luego hundirse mientras se enfría.

Realización

  1. Preliminares
  2. Mezclar la harina con la levadura y tamizar el conjunto

    Eche la harina y la levadura en un cuenco y remueva con un batidor de varillas u otro instrumento para mezclar. Tamice la mezcla usando un tamiz o un colador.

  3. Separar las yemas de las claras

    Casque los huevos y separe las claras de las yemas, vertiéndolas en sendos cuencos. Si nunca ha realizado esta sencilla operación, le aconsejamos leer la técnica para separar las yemas de las claras.

  4. Extraer las semillas de la vaina de vainilla

    Corte la vaina de vainilla por la mitad, a lo largo. Raspe las semillas con la hoja de un cuchillo y añádalas al cuenco que contiene las yemas.

  5. Blanquear las yemas con el azúcar y las semillas de la vainilla

    Añada un tercio del azúcar (aproximadamente) al cuenco que contiene las yemas y las semilllas de vainilla y bata con un batidor de varillas hasta que estén espumosas, pálidas y hayan aumentado de volumen. Esta operación, denominada blanquear yemas, se puede realizar tanto con unas varillas manuales como con las varillas de la batidora eléctrica (las de la foto) .

  6. Fundir el chocolate blanco picado con la mantequilla cortada en trozos en el microondas o al baño María

    Pique el chocolate blanco con un cuchillo o en una picadora. Corte la mantequilla en trozos (cuanto más pequeños, mejor se derretirá, pero no es muy importante). Ponga ambos ingredientes en un cuenco resistente de vidrio resistente al calor.

    Para fundir el chocolate blanco en el microondas (este es el método que he usado), cúbralo con plástico transparente para envolver alimentos apto para microondas e introdúzcalo a potencia media (500 W) durante dos minutos. Sáquelo del microondas y remueva suavemente el conjunto hasta que esté fundido. Si no se funde por completo, vuelva a introducirlo unos segundos en el microondas y remueva de nuevo. Repita esta operación las veces que sea necesario. Alternativamente, siga las instrucciones del fabricante.

    Para fundir el chocolate blanco al baño María, coloque una olla a fuego fuerte con un poco de agua (medio litro es suficiente, aunque depende del tamaño de la olla) y, sobre ella, el cuenco con el chocolate blanco; el cuenco no debe tocar el agua. Remueva lentamente con una espátula hasta que los ingredientes se hayan fundido. Retire el cuenco del baño María.

  7. Incorporar el chocolate blanco a las yemas

    Eche el chocolate blanco sobre las yemas y mezcle con movimientos envolventes hasta que la preparación esté homogénea. A veces se corta, pero no se preocupe si ocurre.

  8. Añadir la harina con la levadura y el ron alternadamente y mezclar

    Eche la mitad mezcla de harina y levadura sobre el batido de mantequilla y huevos y remueva con una espátula hasta que la harina esté incorporada. Siga añadiendo harina hasta que la mezcla sea demasiado espesa como para remover. Añada entonces un poco de licor para aligerarla. Continue añadiendo la harina y el bourbon alternadamente hasta acabar. La consistencia del batido será bastante espesa.

  9. Batir las claras a punto de nieve con el resto del azúcar

    Con un batidor de varillas perfectamente limpio y aclarado bata las claras hasta que estén espumosas y conserven su forma. Incorpore el azúcar restante en 2 tandas, batiendo mucho tras cada adición para incorporarlo y dar firmeza a las claras. Si nunca ha montado claras a punto de nieve, le recomendamos que lea cómo montar claras a punto de nieve.

  10. Incorporar las claras a la mezcla chocolate blanco y yemas

    Vierta las claras sobre la preparación de chocolate blanco. Con una espátula remueva la preparación con movimientos envolventes: levante la espátula desde el fondo hacia arriba como envolviendo las claras; repita este movimiento lentamente hasta que la mezcla esté homogénea. Si mezcláramos con movimientos rápidos o batiendo provocaríamos pérdida de volumen en las claras.

  11. Llenar el molde y hornear

    Vierta la masa en el molde. e introdúzcalo en el horno durante 1 h aproximadamente. No abra el horno durante los primeros 45 min. Para saber cuando está hecho, inserte un palillo o un pincho en el centro del bizcocho: si al sacarlo hay restos de masa en el palillo es que aún no está hecho; si sale seco, entonces retire el bizcocho del horno. No lo hornee más tiempo del debido o el bizcocho resultará seco.

  12. Reposar en el molde 20 min y desmoldar

    Deje reposar el bizcocho 20 min en el molde para que la masa se asiente.

  13. Desmoldado

    Dé la vuelta al bizcocho sobre un paño de cocina y vuelva a darlo la vuelta sobre una rejilla para que la parte dorada quede hacia arriba. Déje enfriar el bizcocho sobre la rejilla.

Variaciones

  • Sustituya las semillas de vainilla por 1 cucharada de cáscara de naranja rallada y el bourbon por algún licor de naranja. El sabor de la naranja en este bizcocho es delicioso.
  • Añada cáscara de limón rallada (además de la vainilla) y sustituya el licor por limoncello.

Consejos

  • El sabor del bizcocho depende del chocolate blanco elegido. Use la mejor calidad que se pueda permitir y, si es posible, que sea chocolate blanco de cobertura (para fundir).
  • Antes de incorporar las claras, la masa puede quedarse muy firme. En ese caso incorpore primero una pequeña cantidad de las claras batiento con el batidor de varillas para aligerar un poco la mezcla. Incorpore a continuación el resto de las claras como se explica en el paso 10.
  • No es aconsejable alterar la cantidad de levadura con la intención de que el bizcocho suba más: lo más probable es que suba mucho para luego hundirse al sacarlo del horno.
  • No es aconsejable alterar la cantidad de licor para conseguir un sabor más intenso. Si desea añadir más sabor, use ingredientes secos, esencias o extractos naturales.