receta de Bizcocho de mantequilla

Cake de mantequilla

información

datos de la receta
nivel fácil
preparación 40 min
cocción h
reposo 10 min
tiempo total h 50 min

ingredientes

ingredientes
mantequilla 250 g
azúcar molido 250 g
huevos 250 g
harina blanca de trigo 250 g
levadura química cdtas.

utensilios

  • batidora eléctrica con varillas
  • 1 cuenco grande
  • tamiz o colador para tamizar la harina
  • 1 molde rectangular de 2 litros de capacidad
  • rejilla sobre la que desmoldar el bizcocho

El bizcocho de mantequilla es muy popular en los países anglosajones y en el centro y norte de Europa, si bien es conocido en muchas otras zonas. Su textura es mantecosa y tierna y tiene un intenso sabor a mantequilla. Se realiza con la misma cantidad de mantequilla, azúcar, harina y huevos, aunque algunas recetas modernas varían estas proporciones. El uso de levadura es opcional (el bizcocho de la foto se hizo con ella). Ofrecemos aquí la receta tradicional, a partir de la cual pueden realizar un sinfín de variaciones.

Antes de empezar...

  • Todos los ingredientes han de estar a temperatura ambiente.
  • Esta receta ha de realizarse con la misma cantidad de cada ingrediente. Para ello, pese los huevos sin cáscara (deberían pesar entre 200 g y 250 g, según el tamaño) y pese a continuación la misma cantidad de mantequilla, azúcar y harina.

Realización

  1. Preliminares
    • Caliente el horno a 170 °C.

    • Engrase y enharine el interior del molde.

    • La mantequilla ha de estar a punto de pomada (esto es, con una consistencia tierna pero no aceitosa). Si está demasiado dura, caliéntela en el microondas a potencia mínima durante 3 min aproximadamente.

  2. Mezclar la harina con la levadura y tamizar la mezcla

    Eche en un cuenco la harina y la levadura y mezcle con un batidor de varillas u otro instrumento. Pásela a través de un colador o un tamiz a otro cuenco.

  3. Batir la mantequilla y el azúcar hasta que esté cremosa

    Ponga en un cuenco la mantequilla y el azúcar. Comience a batir la mezcla con las varillas de la batidora eléctrica a velocidad baja. Cuando el azúcar esté incorporado a la mantequilla, continúe batiendo a máxima velocidad hasta que la mezcla luzca brillante y cremosa (al menos 10 min).

  4. Montar los huevos

    Bata los huevos con varillas eléctricas (limpias) hasta que estén espumosos y hayan triplicado su volumen.

  5. Añadir los huevos a la mantequilla en tandas

    Vierta una pequeña cantidad de los huevos (no más de la cuarta parte) en la mantequilla y bata el conjunto con las varillas de la batidora eléctrica hasta que el huevo quede completamente incorporado (1 min aproximadamente). Siga añadiendo los huevos en pequeñas cantidades y batiendo tras cada adición.

  6. Mezclar la harina hasta que esté completamente incorporada

    Tamice la harina sobre el cuenco y remueva con una batidor hasta que quede perfectamente incoporada y sin grumos.

  7. Llenar el molde y hornear 1 hora

    Vierta la mezcla en el molde e introdúzcalo en el horno durante 1 h aproximadamente. No abra el horno durante los primeros 45 min. Para saber cuando está hecho, inserte un palillo o un pincho en el centro del bizcocho: si al sacarlo hay restos de masa en el palillo es que aún no está hecho; si sale seco, entonces retire el bizcocho del horno.

  8. Esperar 10 minutos y desmoldar

    Deje reposar el bizcocho 10 min en el molde tras sacarlo del horno. Déle la vuelta sobre una superficie plana o una rejilla y vuelva a voltearlo para que la parte dorada quede hacia arriba.

  9. Degustación

    Este bizcocho es delicioso caliente o templado, aunque también se puede comer frío. Aconsejamos cortarlo en rebanadas de 1 o 2 cm de grosor para su degustación y calentarlo brevemente en el microondas o en el horno: así la mantequilla que contiene se fundirá y resultará tierno y mantecoso.

  10. Conservación

    Este bizcocho se conserva muy bien en la nevera envuelto en plástico de cocina transparente durante 3 semanas o en el congelador hasta 3 meses. Córtelo y caliéntelo en el microondas como se indica en el paso anterior.

Variaciones

  • La vainilla proporciona un aroma delicioso a este bizcocho. Para conseguir el aroma a vainilla siga uno de los siguientes métodos:
    • Añada ½ cucharada de postre de vainilla pura en polvo.
    • Añada ½ cucharada de postre de esencia natural de vainilla.
    • Sustituya 2 cdas. de azúcar por azúcar vainillado.
    • Ponga 8 cm de vaina de vainilla en un molinillo de café o en el accesorio picador de la batidora con 3 o 4 cdas. del azúcar y muélalo. Mézclelo con el resto del azúcar y realice la receta con esta mezcla de azúcar y vainilla. Este es, a nuestro juicio, el mejor de los cuatro métodos.
  • Esta receta es la base para todos los bizcochos de mantequilla, por lo que puede experimentar aromatizándolo con prácticamente cualquier cosa que se le ocurra: canela, clavo, cáscaras de cítricos, café molido, hierbas. También se pueden añadir trozos de frutas y frutos secos, en cuyo caso se recomienda añadir la cantidad de levadura indicada en los ingredientes.

Consejos

  • A veces la mezcla de huevo y mantequilla se corta, casi siempre porque los ingredientes no estaban todos a la misma temperatura. Si esto ocurriera, siga adelante con la receta: cuando añada la harina la mezcla recuperará su aspecto homogéneo.
  • Nunca hornee un bizcocho más tiempo del necesario porque podría secarse.
  • Use la mantequilla de mejor calidad que encuentre, pues su sabor es fundamental en este bizcocho.
  • Compre huevos muy frescos. Su sabor es también importante y, además, la mezcla tiende a cortarse menos cuanto más frescos son los huevos.