¡SÍGUENOS!

receta de paso a paso y con fotos del Bizcocho de queso mascarpone y mantequilla

Bizcocho de queso marcarpone y mantequilla con aroma de vainilla y limón

información

datos de la receta
nivel fácil
preparación 40 min
cocción h 10 min
reposo 20 min
tiempo total h

ingredientes

ingredientes
queso mascarpone 160 g
mantequilla 225 g
azúcar molido 300 g
huevos grandes uds.
harina blanca de trigo 270 g
levadura química ½ cdta.
bicarbonato sódico ⅛ cdta.
sal ¼ cdta.
ralladura de limón ½ cda.
vaina de vainilla ud.

utensilios

  • 1 molde rectangular de 2 litros de capacidad
  • Batidora eléctrica con un accesorio de varillas (las varillas han de ser fuertes, no endebles)
  • 2 cuencos grandes para las mezclas
  • 2 cuencos medianos para tamizar la harina
  • Tamiz o colador para tamizar la harina
  • Rejilla sobre la que desmoldar el bizcocho

Este bizcocho de mantequilla y queso mascarpone es una variación del bizcocho de mantequilla (también conocido como pound cake, quatre cuartes o cuatro cuartos). Es tierno y de miga tupida. Su sabor es suave y típicamente lácteo (debido a la mantequilla y al mascarpone). Los aromas de la ralladura de limón y la vainilla natural complementan esa suavidad. La ralladura de cualquier otro cítrico es también una excelente opción, así que no dude en sustituirlo si lo prefiere.

Las cantidades de este bizcocho pueden parecer extrañas a priori, en especial la pequeña cantidad de levadura. Esto se debe a que su estructura no es muy fuerte, debido a la abundancia de azúcar, queso y mantequilla en comparación con la de harina y huevos (estos últimos son los que "sujetan" el bizcocho). Si añadiéramos más levadura, el bizcocho subiríamás durante el horneado pero se chafaría al enfriarse (y así fue en varias pruebas que hice) debido a esa estructura débil. Por otra parte, esa debilidad es la causa de que la miga sea suave y casi cremosa al paladar.

Debido a la baja proporción de levadura y bicarbonato sódico, es muy importante airear bien la masa. El batido de la mantequilla con el queso y el azúcar ha de ser prolongado para introducir el máximo de aire en su interior, lo cual requiere una batidora eléctrica provista de un accesorio con varillas fuertes (la mezcla es bastante espesa). Y otro tanto para los huevos, que han de batirse hasta quedar muy cremosos y con mucho volumen. Estos dos pasos son imprescindibles para obtener un bizcocho de consistencia fina.

Antes de empezar...

  • Es mejor tener todos los ingredientes a temperatura ambiente (unos 17 °C) .
  • La mantequilla ha de estar a punto de pomada (esto es, con una consistencia tierna pero no aceitosa). Si está demasiado dura, caliéntela en el microondas a potencia mínima durante 3 min aproximadamente.
  • El queso también ha de estar cremoso. Si no es así, haga lo mismo que con la mantequilla.

Realización

  1. Untando el molde con mantequilla Precalentar el horno a 170 °C.

    Caliente el horno a 170 °C dejando la rejilla en el tercio inferior del horno.

  2. Engrasar y enharinar el molde

    Unte el interior del molde con bastante mantequilla, especialmente en las aristaa, y espolvoréelo con harina

  3. Extraer las semillas de la vaina de vainilla

    Corte la vaina de vainilla por la mitad, a lo largo. Con la hoja de un cuchillo, rasque las semillas del interior.

  4. Mezclar la harina, la levadura, el bicarbonato y la sal y tamizar la mezcla

    Eche en un cuenco la harina, la levadura, el bicarbonato y la sal y mezcle con un batidor de varillas u otro instrumento. Pásela a través de un colador o un tamiz a otro cuenco.

  5. Batir la mantequilla, el queso y el azúcar junto con la vainilla y la ralladura de limón hasta que la mezcla esté cremosa

    Ponga en un cuenco la mantequilla, el queso, las semillas de vainilla, la ralladura de limón y el azúcar. Comience a batir la mezcla con las varillas de la batidora eléctrica a velocidad baja (para que el azúcar molido no salpique). Cuando el azúcar esté mezclado con la mantequilla y el queso (1 minuto aproximadamente), continúe batiendo a máxima velocidad hasta que la mezcla luzca brillante, cremosa y pálida: al menos 5 min y, probablemente más, dependiendo de la potencia de la batidora. Para hacer el bizcocho de las fotos el batido duró 10 minutos.

  6. Montar los huevos

    Casque los huevos en un cuenco amplio y bátalos con varillas eléctricas (limpias) hasta que estén cremosos y hayan triplicado su volumen.

  7. Añadir los huevos a la mantequilla en tandas

    Vierta una pequeña cantidad de los huevos (no más de la cuarta parte) en la mantequilla y bata el conjunto con las varillas de la batidora eléctrica hasta que el huevo quede completamente incorporado (1 min aproximadamente). Siga añadiendo los huevos en pequeñas cantidades y batiendo tras cada adición. Puede que la mezcla se corte, pero no se preocupe.

  8. Mezclar la harina hasta que esté completamente incorporada

    Añada la harina a la mezcla en tres tandas, batiendo después de cada adición justo hasta que esté incorporada (no bata más de lo necesario). La masa que se formará es bastante espesa. Si las varillas de su batidora eléctrica son muy endebles, use un batidor manual (este es el único paso que se puede hacer a mano).

  9. Llenar el molde y hornear

    Vierta la mezcla en el molde e introdúzcalo en el horno durante 1 h y 10 minaproximadamente. No abra el horno durante los primeros 45 min. Para saber cuando está hecho, inserte un palillo o un pincho en el centro del bizcocho: si al sacarlo hay restos de masa en el palillo es que aún no está hecho; si sale seco, entonces retire el bizcocho del horno.

  10. Esperar 20 minutos y desmoldar

    Deje reposar el bizcocho 20 min en el molde tras sacarlo del horno. Déle la vuelta sobre un paño y vuelva a voltearlo para que la parte dorada quede hacia arriba.

  11. Degustación

    Este bizcocho es delicioso caliente o templado, aunque también se puede comer frío. Aconsejamos cortarlo en rebanadas de 1 o 2 cm de grosor para su degustación y calentarlo brevemente en el microondas o en el horno: así la mantequilla y el queso que contiene se fundirán y resultará tierno y mantecoso.

  12. Conservación

    Este bizcocho se conserva muy bien en la nevera envuelto en plástico de cocina transparente durante 3 semanas o en el congelador hasta 3 meses. Córtelo y caliéntelo en el microondas como se indica en el paso anterior.

Variaciones

  • Puede sustiruir la ralladura de limón por la de cualquier otro cítrico.
  • En general, puede aromatizar este bizcocho a su gusto añadiendo especias, esencias o extractos en el paso en el que se baten la mantequilla, el queso y el azúcar.
  • Es probable que pueda hacer este mismo bizcocho con otro queso cremoso.

Consejos

  • A veces la mezcla de huevo y mantequilla se corta, casi siempre porque los ingredientes no estaban todos a la misma temperatura. Si esto ocurriera, siga adelante con la receta: cuando añada la harina la mezcla recuperará su aspecto homogéneo.
  • Nunca hornee un bizcocho más tiempo del necesario porque podría secarse.
  • Use la mantequilla de mejor calidad que encuentre, pues su sabor es fundamental en este bizcocho.
  • Compre huevos muy frescos. Su sabor es también importante y, además, la mezcla tiende a cortarse menos cuanto más frescos son los huevos.