¡SÍGUENOS!

receta paso a paso y con fotos delBizcocho de zanahoria con cobertura dulce de queso(carrot cake with cream cheese frosting)

Bizcocho de zanahoria

información

datos de la receta
nivel fácil
preparación 45 min
reposo h
tiempo total h 30 min

ingredientes

ingredientes
bizcocho
harina blanca de trigo 210 g
bicarbonato sódico ¾ cdta.
levadura química 1+¼ cdta.
sal ¼ cdta.
canela molida cdta.
nueces peladas 75 g
zanahoria fresca rallada 260 g
huevos grandes uds.
azúcar moreno 225 g
aceite de girasol 180 ml
cobertura de queso
mantequilla 60 g
queso crema 200 g
azúcar blanco molido 150 g
cáscara rallada de limón cdta.
nueces peladas 16 uds.

utensilios

  • 1 molde circular de 2,5 l de capacidad y 20 cm de diámetro
  • batidora eléctrica con varillas
  • molinillo de café o picadora
  • rallador
  • 3 cuencos grandes para las mezclas

Este bizcocho de zanahoria (carrot cake) es muy esponjoso y fácil de hacer. A pesar del nombre, el sabor de la zanahoria es muy sutil, pero es un ingrediente fundamental para darle su color y esponjosidad característicos. Por ello se complementa con especias como la canela, el clavo o el jengibre y con la adición de nueces y pasas. En esta versión hemos usado la canela como única especia y hemos prescindido de las pasas, pero puede añadir más especias si lo prefiere. Y estas no son las únicas variantes posibles: al ser un bizcocho muy popular en países anglosajones existen multitud de recetas que suelen diferir en pequeños detalles, por lo que puede adaptarlo fácilmente según su gusto. Lea el apartado variaciones para conocer algunas de ellas o, simplemente, experimente las suyas propias.

Antes de empezar...

  • No pele ni ralle las zanahorias hasta el momento de usarlas para evitar su oxidación.
  • Todos los ingredientes han de estar a temperatura ambiente.
  • Aprenda a engrasar y enharinar un molde.

Realización

Bizcocho

  1. Paso : Paso : Preliminares

    Caliente el horno a 180 °C y coloque la rejilla en el centro. Unte con mantequilla el molde y enharínelo.

  2. Paso : Paso : Paso : Mezclar los ingredientes secos

    En un cuenco mezcle la harina, la levadura, el bicarbonato la sal y la canela. Tamícela varias veces (al menos 3).

  3. Paso : Tostar las nueces

    Eche las nueces en una bandeja apta para hornear e introdúzcala en el horno a altura media hasta que desprendan aroma (unos 8 min). Rertírelas del horno, deje que se enfríen (mientras se enfrían, puede continuar con el siguiente paso) y pártalas en trozos pequeños con la manos o con un cuchillo.

  4. Paso : Paso : Pelar y rallas las zanahorias

    Pele y ralle las zanahorias muy finas o píquelas con un robot de cocina, procurando no triturarlas demasiado (no deben quedar como puré, sino en trozos pequeños).

  5. Paso : Paso : Paso : Espumar los huevos con el azúcar

    En un cuenco amplio eche los huevos y bátalos con las varillas de la batira eléctrica hasta que estén espumosos (también se puede hacer con varillas normales). Añada el azúcar y continúe batiendo hasta que la mezcla esté espesa y de un color amarillo claro.

  6. Paso : Verter el aceite en un chorro fino

    Sin dejar de batir, vierta el aceite muy poco a poco en los huevos: primero gota a gota y, después de un minuto aproximadamente, en un chorro muy delgado (como si hiciera mahonesa). La mezcla podría cortarse, pero no se preocupe si ocurre.

  7. Paso : Paso : Incorporar los ingredientes secos a los huevos

    Vierta la mezcla de harina a la de huevos y remueva con una espátula (no utilice varillas ni batidora eléctrica). No mezcle más de lo necesario, sólo lo justo para que la harina quede casi incorporada. Han de quedar algunas trazas de harina en el batido e incluso es preferible que quede algún pequeño grumo (que se deshará durante el horneado) a mezclar en exceso, ya que esto último producirá un bizcocho gomoso y duro.

  8. Paso : Paso : Paso : Incorporar las zanahorias y las nueces

    Incorpore la zanahoria y las nueces y mezcle brevemente con la espátula. Cinco o seis movimientos deberían bastar.

  9. Paso : Paso : Paso : Hornear

    Vierta la mezcla en el molde y horneela hasta que al pinchar con un palillo en el centro, este salga seco (45 min aproximadamente).

  10. Paso : Paso : Paso : Enfriado

    Saque el bizcocho y deje que se enfríe en el molde durante 20 min. Desmóldelo y déjelo enfriar sobre una rejilla.

Cobertura

  1. Paso : Paso : Paso : Batir todos los ingredientes

    Con unas varillas bata el queso, la mantequilla y el azúcar hasta que estén cremosos. Añada la cáscara de limón y mézclela. Refrigérela hasta el momento de usarla.

  2. Paso : Paso : Paso : Paso : Extender la crema sobre el bizcocho frío y decorar con nueces

    Cuando el bizcocho esté completamente frío, unte la superficie con la crema de queso, alise la superficie y coloque las nueces sobre el queso.

Variaciones

  • Puede hacer este bizcocho sin la cobertura. Alternativamente, puede espolvorearlo con azúcar molido.
  • Existe una cobertura clásica diferente de la propuesta elaborada con mantequilla y azúcar en polvo a partes iguales (en peso), si bien la cantidad de azúcar se puede disminuir. Para este bizcocho bastarían 150 g de cada ingrediente. Para elaborarla, bata ambos ingredientes con las varillas de la batidora eléctrica o el robot de cocina hasta que el conjunto esté muy cremoso, pálido y brillante. Extiéndala con una espátula sobre el bizcocho y decore segun el gusto. Puede añadir la cáscara de algún cítrico para aromatiza o unas gotas de alguna esencia natural como la vainilla.
  • La única especia que hemos añadido es canela, pero muchas recetas clásicas usan una mezcla de canela, clavo, jengibre, nuez moscada y pimienta de Jamaica. Use algunas de estas especias si lo desea, en pequeñas cantidades. Recomendamos que el total de especias no supere 2 cdtas.
  • Puede incluir entre 50 y 100 g de pasas sultanas en el paso en el que se añaden las nueces.
  • En Norteamérica es habitual el uso de nueces pecanas en vez de nueces comunes.

Consejos

  • Use zanahorias frescas y firmes, o el bizcocho adquirirá un sabor húmedo.
  • Si lo prefiere, no pele las zanahorias; tan sólo lávelas y séquelas bien. El bizcocho resultará igualmente delicioso, pero más nutritivo y con menos trabajo.