¡SÍGUENOS!

receta de Magdalenas clásicas de mantequilla y limón

magdalenas clásicas de mantequilla

información

datos de la receta
nivel fácil
preparación 30 min
reposo hora
cocción 15 min
tiempo total hora 45 min

ingredientes

ingredientes
mantequilla 180 g
harina blanca de trigo 215 g
azúcar blanco molido 215 g
levadura química en polvo g
huevos medianos unids.
cáscara de limón rallada cdtas.

utensilios

  • Batidora eléctrica con varillas
  • 2 cuencos grandes para batir los huevos y tamizar la harina
  • 1 recipiente pequeño apto para microondas (vale una taza o un vaso)
  • 12 moldes para magdalenas, de papel o silicona (diámetro inferior de 4 cm)
  • Rallador para la cáscara de limón

Realización

  1. Mezclar la harina y la levadura y tamizarlas

    En un cuenco mediano, eche la harina y la levadura y mezcle con una batidor de varillas o con una cuchara para homogeneizar la mezcla. Tamice la mezcla dos veces usando un colador o un tamiz.

  2. Derretir la mantequilla y añada la cáscara de limón

    Derrita la mantequilla en el microondas a potencia media y agregue la cáscara de limón rallada. No hace falta calentarla mucho, sólo lo justo para que se funda. Si no tiene microondas, puede derretirla en un cazo puesto a fuego lento. Reserve hasta su uso.

  3. Montar los huevos

    Casque los huevos en un cuenco amplio. Bata con las varillas de la batidora eléctrica a velocidad alta hasta que hayan triplicado su volumen y estén muy cremosos y espesos.

  4. Añadir el azúcar a los huevos y batir

    Agregue el azúcar a los huevos y continue batiendoa máxima velocidad hasta que se disuelva y la mezcla esté brillante y aún más cremosa y espesa.

  5. Agregar la mantequilla con la cáscara de limón

    Vierta la mantequilla derretida (que no debe estar caliente, como mucho tibia) sobre la mezcla de huevos y mezcle muy lentamente con las varillas de la batidora eléctrica o con un batidor manual.

  6. Agregar la mezcla de harina y levadura

    Espolvoree la mezcla de harina y levadura sobre los huevos y mezcle suave y lentamente con las varillas, hasta que esté incorporada. A continuación bata unos 2 minutos con la batidora eléctrica a velocidad máxima.

  7. Refrigerar la masa tapada durante al menos 1 hora

    rebañe con una espátula los laterales del cuenco. Cúbralo con plástico transparente de cocina y refrigere durante al menos 1 hora e, idealmente 24 h. Una buena opción es dejarlo durante toda la noche.

  8. Calentar el horno a 250 °C

    Unos 15 min antes de sacar la masa de la nevera, encienda el horno a 250 °C.

  9. Sacar la masa de la nevera y volver a batir 2 minutos

    Saque la masa de la nevera y bátala con las varillas de la batidora eléctrica a máxima velocidad durante unos 2 min.

  10. Rellenar los moldes y horneaar

    Coloque los moldes sobre una bandeja para el horno, separadas entre sí al menos 1 cm. Llénelos con la masa un poco más de las ¾ partes de su capacidad (casi hasta el borde), usando una manga pastelera. Si no tiene manga pastelera, puede usar una cuchara para agarrar la masa y una espátula u otra cucharilla para empujarla hacia el interior de los moldes. Yo he usado una cuchara medidora de 50 ml para estar seguro de que todos los moldes tienen la misma cantidad de masa, habiendo obtenido 12 magdalenas pequeñas (los moldes de silicona tiene 4 cm de diámetro en la base). Colóquelos en una bandeja para horno, separados al menos 2 cm.

  11. Horneaar

    Introduzca la bandeja con las magdalenas en el horno y baje la temperatura a 210 °C. Hornee durante unos 15 min, durante los cuales no debe abrir el horno. Para comprobar si están hechas, introduzca un palillo en el centro de una de ellas: si sale seco, ya están hechas; si no, horneelas unos minutos más.

  12. Conservación

    Retírelas del horno y déjelas reposar, al menos, hasta que estén tibias. Se conservan en buen estado durante una semana guardadas en un recipiente hermético. Si usa moldes de silicona de buena calidad, podrá desmoldarlas si lo desea.

Consejos

  • La forma más rápida de llenar los moldes es con una cuchara para helados. Además, resulta muy fácil la dosificación. Las cucharas medidora también son muy útiles para este propósito.
  • No cocine las magdalenas más tiempo del necesario o se secarán en exceso. Retírelas del horno en cuanto estén cocidas por dentro. Para saber si están cocidas, puede usar el método de piinchar una de las magdalenas tal y como se ha descrito en la receta. Si aun así no tiene la seguridad de que estén cocidas, simplemente retire una de las magdalenas del horno (¡con los guantes de cocina puestos!), pártala por la mitad con los dedos y observe si la miga está húmeda (señal de que no está cocida).
  • Es mejor que los huevos estén a temperatura ambiente para que adquieran mucho volumen con el batido.