¡SÍGUENOS!

receta de Muffins de arándanos

muffins de arandanos

información

datos de la receta
nivel ¡facilísimo!
preparación 15 min
cocción 20 min
tiempo total 35 min

ingredientes

ingredientes
harina blanca de trigo 250 g
azúcar blanco 150 g
levadura química en polvo cdta.
bicarbonato sódico ½ cdta.
sal ¼ cdta.
huevos grandes unids.
arándanos frescos o congelados 100 g
yogur natural 250 g
aceite de girasol 60 ml
cáscara de limón rallada cdta.

utensilios

  • 1 molde antiadherente metálico para 12 muffins (cada cavidad es de 100 ml de capacidad)
  • mantequilla o aceite para untar el molde
  • 1 cuenco grande
  • 1 cuenco mediano
  • rallador para la cáscara de limón

Realización

  1. Preeliminares

    Precaliente el horno a 200 °C, dejando la rejilla dentro a media altura. Unte con mantequilla o aceite el fondo de cada cavidad del molde. Es mejor no untar los laterales, pues así los muffins suben mejor y adquieren su característica forma abombada.

  2. Combinar los ingredientes secos

    Aparte 1 cucharada de la harina y eche el resto en un cuenco grande junto con los demás ingredientes secos: el azúcar, la levadura, el bicarbonato y la sal. Mezcle con unas varillas o un tenedor para que quede una mezcla uniforme.

  3. Combinar los ingredientes húmedos

    Casque el huevo en un cuenco mediano, añada el yogur, el aceite y la ralladura y bata lo justo para que la mezcla esté uniforme. No hace falta batir mucho porque no queremos introducir aire en la mezcla.

  4. Combinar los ingredientes húmedos con los secos

    Vierta los ingredientes húmedos sobre los secos y mezcle ligeramente para humedecerlos. Es importante no mezclar en exceso pues se obtendrían muffins más duras y correosas. No hay que preocuparse por los grumos o las trazas de harina que queden: se desharán durante la cocción. La mezcla resultante debería ser bastante espesa (casi una pasta).

  5. Rebozar y agregar los arándanos

    Mezcle la cucharada de harina reservada con los arándanos en un tazón. Quedarán rebozados en la harina. Añádalos y mezcle ligeramente (un par de vueltas bastan, no más).

  6. Rellenar los moldes y hornear

    Usando una cuchara grande, rellene unas ¾ partes de cada cavidad con la mezcla. Meta en el horno y espere, al menos, 15 min, durante los cuales no se debe abrir la puerta del horno. Si las muffins están hinchadas y doradas transcurridos los 15 min, es posible que ya estén hechas. Para asegurarse de que es así, pinche con un palillo en el centro una de ellas, hundiéndolo hasta el fondo y, si sale seco, entonces están cocidas y hay que retirarlas del horno; en caso contrario, hornear 5 min más. Retirar finalmente del horno y dejarlas reposar 5 min en el molde.

  7. Desmoldado y conservación

    Tome el molde con un trapo o con los guantes de cocina puestos y dele la vuelta sobre una superficie limpia. Algunas muffins caerán. Para hacer salir aquellas que hallan quedado adheridas al molde, sostenga este en el aire y realice un movimiento seco hacia abajo para hacer que caigan las restantes muffins. Si no se van a consumir inmediatamente colóquelas sobre una rejilla (la propia rejilla del horno vale) para que se terminen de enfriar. Se conservan un máximo de dos días cerradas en un recipiente hermético. También se pueden congelar en una bolsa con cierre hermético un máximo de 3 meses. Para consumirlas tras la congelación, introdúzcalas sin descongelar en el horno a 200 °C durante 10 min o en el microondas a potencia máxima unos 3 min.

Consejos

  • El 4º paso de esta receta es el más importante: es fundamental mezclar los ingredientes húmedos con los secos en muy poco tiempo y con muy pocos movimientos, sin preocuparse de los pequeños grumos. Si se mezclaran en exceso, el gluten de la harina se desarrollaría y se obtendrían muffins duras y gomosas.
  • Si usa arándanos congelados, no los descongele, o el agua de la condensación licuaría y teñiría la masa. Lo mejor es añadirlos a la masa recién salidos del congelador y justo antes de llenar los moldes.