¡SÍGUENOS!

receta paso a paso y con fotos de las Muffins de frambuesa y chocolate blanco

Muffins de frambuesa y chocolate blanco

información

datos de la receta
nivel ¡facilísimo!
para 12 muffins de tamaño normal
preparación 10 min
cocción 20 min
tiempo total 30 min

ingredientes

ingredientes
chocolate blanco 80 g
harina blanca de trigo 275 g
azúcar blanco 160 g
levadura química en polvo cdta.
bicarbonato sódico ½ cdta.
sal ¼ cdta.
huevos grandes unid.
frambuesas frescas o congelada 100 g
yogur natural 220 g
aceite de girasol 70 ml

utensilios

  • 1 molde antiadherente metálico para 12 muffins (cada cavidad es de 100 ml de capacidad)
  • 12 moldes de papel para muffins
  • mantequilla para untar el molde (si no usa papeles)
  • 1 cuenco grande para mezclar los ingredientes secos
  • 1 cuenco mediano para mezclar los ingredientes líquidos
  • 1 cuchillo grande para picar el chocolate blanco
  • 1 batidor de varillas para mezclar los líquidos (o un tenedor)
  • 1 espátula (de silicona u otro material)

Estas muffins de frambuesa y chocolate blanco son mis favoritas: la masa de las muffins no muy dulce, las frambuesas ácidas y el chocolate blanco dulce y cremoso forman una combinación excelente. Además, requieren pocos ingredientes y todos se pueden tener en la despensa o la nevera. Incluso las frambuesas congeladas son mejores que las frescas para esta receta, ya que se mezclan más fácilmente con la masa sin que se rompan. Y por si esto fuese poco, se pueden hacer en tan sólo 10 o 15 minutos (tiempo real, no inventado), lo justo para precalentar el horno. El horneado son sólo 20 minutos, así que en media hora más o menos podemos tener muffins recién hechas en casa.

No se necesita ningún instrumento especial para hacer muffins salvo, quizá, el molde. Yo uso moldes rizados de papel dispuestos en las cavidades de un molde de metal para muffins, que sujetan los papeles y evitan que se deformen, pero también se pueden hacer directamente en el molde de metal previamente untado con mantequilla para evitar que se peguen, o simplemente en los moldes de papel. En este último caso, es aconsejable usar dos moldes para cada muffin (uno dentro de otro) para que sean más resistentes.

Realización

  1. : Precalentear el horno a 220 °C

    Caliente el horno a 220 °C, dejando la rejilla dentro a media altura.

  2. : Preparar los moldes

    Coloque los moldes de papel de muffin dentro de las cavidades del molde de metal. Si se salen, unte el fondo de cada cavidad con un poco de mantequilla para que se adhieran. Si no tiene molde de metal, use dos moldes de papel (uno dentro de otro) para cada muffin. Si no tiene moldes de papel, unte con mantequilla o aceite el fondo de cada cavidad del molde. Si el antiadherente del molde no es muy bueno o está viejo, unte también los laterales.

  3. : : : Picar el chocolate blanco

    Con un cuchillo grande pique el chocolate blanco en trozos pequeños (menos de 5 mm de lado).

  4. : : : Combinar los ingredientes húmedos

    Casque el huevo en un cuenco mediano, añada el yogur y el aceite y bata hasta que la mezcla esté uniforme.

  5. : : : Combinar los ingredientes secos

    Eche en un cuenco grande la harina, el azúcar, la levadura, el bicarbonato y la sal y mezcle con unas varillas para que quede una mezcla uniforme. A continuación añada el chocolate blanco y remueva ligeramente para distribuirlo entre la harina.

  6. : : Añadir las frambuesas a los ingredientes secos

    Eche las frambuesas sobre el cuenco con la harina y remueva con delicadeza para rebozarlas en la harina. Si usa frambuesas congeladas, sáquelas del congelador justo en el momento de añadirlas (no las descongele).

  7. : : : Combinar los ingredientes húmedos con los secos

    Vierta los ingredientes húmedos sobre los secos y mezce ligeramentecon una espátula para humedecerlos. Es importante no mezclar en exceso pues se obtendrían muffins más duras y correosas. No hay que batir ni mezclar propiamente, tan sólo hay que moverlos un poco para humedecer la mezcla de ingredientes secos. No hay que preocuparse por los grumos o las trazas de harina que queden: se desharán durante la cocción. La mezcla resultante debería ser muy espesa (casi una pasta).

  8. : Rellenar los moldes

    Usando una cuchara para helados o dos cucharas grandes, rellene unas ¾ partes de cada cavidad con la mezcla.

  9. : : Hornear

    Meta el molde en el horno y espere, al menos, 15 min, durante los cuales no se debe abrir la puerta del horno. Si las muffins están hinchadas y doradas transcurridos los 15 min, es posible que ya estén hechas. Para asegurarse de que es así, pinche con un palillo en el centro una de ellas, hundiéndolo hasta el fondo y, si sale seco, entonces es que están cocidas y hay que retirarlas del horno; en caso contrario, hornear 5 min más. Retirar finalmente del horno y dejarlas reposar 5 min en el molde.

  10. : Desmoldado y conservación

    Si ha forrado las cavidades con los moldes de papel, simplemente retírelas con cuidado. Si no los ha usado, tome el molde con un trapo o con los guantes de cocina puestos y dele la vuelta sobre una superficie limpia. Algunas muffins caerán. Para hacer salir aquellas que hayan quedado adheridas al molde, sostenga este en el aire y realice un movimiento seco hacia abajo para hacer que caigan las restantes muffins. Si no se van a consumir inmediatamente, colóquelas sobre una rejilla (la propia rejilla del horno vale) para que se terminen de enfriar. Se conservan un máximo de tres días en un recipiente hermético. También se pueden congelar en una bolsa con cierre hermético un máximo de 3 meses. Para consumirlas tras la congelación, introdúzcalas sin descongelar en el horno a 200 °C durante 10 min o en el microondas a potencia máxima unos 3 min.

Consejos

  • Si usa frambuesas congeladas, no las descongele; es mejor añadirlas a la masa recién sacadas del congelador para evitar que suelten el agua de la condensación.
  • Esta receta (y casi todas las de muffins) la pueden realizar personas que nunca hayan cocinado debido a su facilidad y rapidez, siempre que se midan las cantidades con precisión antes de empezar y se sigan todos los pasos atentamente.
  • Los moldes de papel son bastante endebles; por eso se colocan dentro de un recipiente de metal, que es rígido. De lo contrario se deformarían al llenarlos. Si no tiene un molde metálico como el que hemos usado, puede hacer las muffins colocando dos moldes para cada una (uno dentro de otro) para que sean más resistentes.