¡SÍGUENOS!

receta de Panna cotta con coulis de frambuesa

Panna cotta con salsa de frambuesas

información

datos de la receta
nivel ¡facilísimo!
preparación 10 min
cocción 20 min
tiempo total 40 min

ingredientes

ingredientes
panna cotta
nata para montar 600 ml
azúcar blanco 100 g
vaina de vainilla 1/2 unid.
planchas de gelatina unids.
coulis de frambuesas
frambuesas frescas o congeladas 200 g
azúcar blanco 70 g
para decorar
frutas del bosque variadas 100 g
hojas de menta 12 unids.

utensilios

  • 4 moldes con forma de vaso de al menos 160 ml cada uno
  • 1 cazo mediano para cocer la nata
  • 1 colador para colar la nata
  • 1 fuente ancha para remojar la gelatina

Realización

Panna cotta

  1. Remojar la gelatina y partir la vainilla

    Llene una fuente o un cuenco con agua fría. Sumerja en ella las planchas de gelatina y déjelas en remojo mientras realiza los pasos siguientes.

  2. Partir la vainilla y raspar las semillas

    Coloque la vaina de vainilla sobre una tabla para cortar. Usando un cuchillo pequeño y afilado, córtela por el medio en sentido longitudinal. Raspe las semillas del interior con la hoja de un cuchillo y reserve hasta el momento de su uso .

  3. Calentar la nata con el azúcar y la vainilla sin que llegue a hervir

    Vierta en un cazo mediano la nata, el azúcar y eche las semillas del interior de la vaina de vainilla sobre la nata; agregue también las dos mitades de la vaina. Caliente a fuego medio-bajo removiendo lentamente para evitar que la nata se pegue y facilitar la disolución del azúcar. Es mejor que no hierva, ya que la grasa de la nata se separaría. Si ocurriera, consulte el apartado "consejos" para solucionarlo.

  4. Añadir la gelatina

    Cuando la nata esté muy caliente, retírela del fuego. Escurra las planchas de gelatina apretándolas entre las manos e échelas sobre la nata. Remueva hasta que la gelatina se haya disuelto.

  5. Dejar enfriar a temperatura ambiente, removiendo de vez en cuando

    Tape el cazo y deje que la mezcla se enfrie hasta la pemperatura ambiente. Así se mantiene la vainilla en infusión más tiempo y la panna cotta quedará más aromatizada. Durante este tiempo, es posible que se forme una capa sólida en la superficie. Para evitarlo, simplemente remueva la mezcla cada 15 min para incorporar la capa al líquido caliente. A medida que se enfríe, la capa dejará de formarse y ya no necesitará remover.

  6. Colar la mezcla

    Coloque un colador fino sobre una jarra y vierta la mezcla sobre él para retener la vainilla y los posibles grumos (de nata o gelatina) que pudieran haberse formado.

  7. Rellenar los moldes

    Reparta la panna cotta en los 4 moldes individuales y refrigere hasta que cuaje por completo. No desmolde las panna cotta hasta poco antes de servirlas.

Coulis de frambuesa

  1. Triturar las frambuesas

    Ponga las frambuesas y el azúcar en el vaso de la batidora y tritúrelas hasta que obtenga un puré muy fino.

  2. Colar el puré de frambuesa

    Coloque un colador grande sobre un cuenco alto y vierta sobre él el puré de frambuesas. Remueva y presione el puré contra el colador con una cuchara grande para que pase a través de los orificios, hasta que sólo queden las semillas. Tape y refrigere el coulis hasta el momento de su uso.

Desmoldado y presentación

  1. Desmoldado

    Para desmoldar, vierta agua caliente (no hirviendo) en un recipiente hondo. Superja parcialmente un molde durante unos segundos en el agua caliente (cuide que no le entre agua), sáquelo y coloque un plato invertido sobre él. Dele la vuelta y, sujetando el molde con fuerza contra el plato, haga un movimiento seco hacia abajo para que la panna cotta se despegue del molde. Repita esta operación con cada panna cotta.

  2. Presentación

    Vierta el coulis alrededor de la panna cotta y coloque unas frambuesas y unas hojas de menta para decorar.

Variaciones

  • Puede acompañar la panna cotta con otras salsas de fruta o de chocolate.

Consejos

  • Si la grasa de la nata se separara al calentarla, continue con la receta hasta el penúltimo paso. A continación refrigere la mezcla removiendo cada 15 o 20 min para incorporar la grasa separada. Cuando la panna cotta comience a cuajar (tendrá la consistencia de unas natillas algo líquidas) la grasa ya no se separará. Llene entonces los moldes y regrigere hasta el momento de desmoldar.