¡SÍGUENOS!

receta paso a paso y con fotos del Tiramisú clásico

Tiramisú clásico

información

datos de la receta
nivel fácil
preparación 45 min
reposo h
tiempo total h 45 min

ingredientes

ingredientes
bizcochos de savoya (lady fingers) 200 g
café cargado frío 250 ml
licor amaretto 90 ml
huevos grandes unids.
azúcar blanco 60 g
queso mascarpone 500 g
cacao puro en polvo cdas.

utensilios

  • 1 recipiente rectangular para el tiramisú (deben caber la mitad de los bizcochos en una sola capa)
  • 1 cuenco grande para batir la mezcla
  • 1 cuenco mediano para batir las claras
  • 1 batidor de varillas (manual o eléctrico)
  • 1 espátula para mezclar las claras, preferiblemente de silicona
  • 1 colador o un tamiz para espolvorear el cacao
  • 1 recipiente para remojar los bizcochos en el café
tiramisú es un postre sencillo, elegante y delicioso. Está formado por capas alternas de bizcocho emborrachado en café con licor y de una crema espumosa de queso mascarpone y huevos. A pesar de haber sido creado en la segunda mitad del siglo veinte, se ha convertido en el postre italiano más internacional y ha dado lugar a un gran número de variaciones: prácticamente cada restaurante y cada casa italiana tiene su propia versión. La receta que damos aquí es una de las más comunes, aunque sugerimos algunas variaciones al final para que adapte el postre a su gusto.

La realización del tiramisú es muy rápida: con un poco de celeridad puede estar listo en 30 minutos. Sin embargo, tenga en cuenta que hay que prepararlo varias horas antes de servirlo para que los sabores se combinen e, idealmente, la víspera de su degustación.

Por último, algunas observaciones sobre los ingredientes. Aunque algunas recetas mencionan el uso de cualquier queso crema, el mascarpone es -a nuestro juicio- el que mejor resultados proporciona, debido a que es extremadamente cremoso, denso y con un ligero punto de acidez. Los bizcochos de savoya que se listan en los ingredientes son unas barritas rectangulares, crujientes y ligeras elaboradas con huevo, harina y azúcar, y se venden envasadas o al peso. Tienen numerosos nombres según el país o la región: "bizcochos al huevo", "lady fingers", "vainillas", "melindros", "suspiros", "galletas de champán", "soletas", "biscotelas", "lenguas" y "plantillas". Por último, recomendamos que el café en el que se remojan los bizcochos sea más bien fuerte.

Realización

Se ha dividido la realización en dos partes: en la primera se explica cómo confeccionar la crema del tiramisú y en la segunda el montaje.

Crema del tiramisú

  1. Paso : Separar las yemas de las claras

    Casque los huevos y separe las claras de las yemas, vertiéndolas en sendos cuencos. Si nunca ha realizado esta sencilla operación, le aconsejamos leer la técnica para separar las yemas de las claras.

  2. Paso : Paso : Paso : Blanquear las yemas con el azúcar

    Añada la mitad del azúcar (aproximadamente) a las yemas y bata con un batidor de varillas hasta que estén espumosas, pálidas y hayan aumentado de volumen. Esta operación, denominada blanquear yemas, se puede realizar tanto con unas varillas manuales (las de la foto) como con las varillas de la batidora eléctrica.

  3. Paso : Paso : Paso : Incorporar el queso mascarpone a las yemas

    Añada el queso mascarpone a las yemas y bata hasta que la mezcla luzca homogénea y cremosa. Al principio deberá batir despacio para que la yema no salpique, y luego más enérgicamente para deshacer los grumos de queso.

  4. Paso : Paso : Paso : Incorporar 2 cucharadas de licor a la crema

    Vierta 2 cucharadas de licor en la mezcla de queso y yemas y bata hasta que esté incorporado.

  5. Paso : Paso : Paso : Batir las claras a punto de nieve con el resto del azúcar

    Con un batidor de varillas perfectamente limpio y aclarado bata las claras hasta que estén espumosas y conserven su forma. Incorpore el azúcar en 2 tandas, batiendo tras cada adición para incorporarlo. Si nunca ha montado claras a punto de nieve, le recomendamos que lea cómo montar claras a punto de nieve.

  6. Paso : Paso : Paso : Paso : Incorporar las claras a la mezcla de queso y yemas con movimientos envolventes

    Vierta las claras sobre la preparación de queso y yemas. Con una espátula remueva la preparación con movimientos envolventes: levante la espátula desde el fondo hacia arriba como envolviendo las claras; repita este movimiento lentamente hasta que la mezcla esté homogénea. Si mezcláramos con movimientos rápidos o batiendo provocaríamos pérdida de volumen en las claras.

Montaje del tiramisú

  1. Paso : Mezclar en un recipiente el café frío y el licor

    Mezcle un un recipiente el café frío y el licor. Tenga en cuenta que el recipiente ha de ser suficientemente amplio para poder remojar los bizcochos.

  2. Paso : Paso : Colocar una capa de bizcochos remojados en el molde

    Remoje los bizcochos por los dos lados en la mezcla de café y licor y colóquelos muy juntos en el recipiente rectangular hasta completar una capa. El tiempo de remojo ha de ser muy breve (entre 5 y 15 segundos) para evitar que se partan. Recuerde colocarlos muy juntos, incluso un poco apretados unos contra otros.

  3. Paso : Paso : Verter la mitad de la crema sobre los bizcochos

    Vierta la mitad de la crema de mascarpone sobre los bizcochos y alísela con una espátula. Si quiere ser muy exacto, puede pesar la mezcla o echarla en una jarra medidora para saber exactamente cuánto es la mitad.

  4. Paso : Paso : Paso : Colocar otra capa de bizcochos remojados y otra de crema

    Repita los dos pasos anteriores para formar otra capa de bizcochos remojados y cubrir con el resto de la crema, cuya superficie puede alisar para mejorar la presentación. Si fuese necesario, corte los bizcochos con un cuchillo afilado para acomodarlos al tamaño del recipiente.

  5. Paso : Paso : Espolvorear el cacao en polvo

    Eche el cacao en polvo en un colador o un tamiz y espolvoreelo sobre la superficie dando pequeños golpecitos en el colador. Ha de quedar completamente cubierta.

  6. Paso : Tapar y refrigerar 8 horas como mínimo

    Tape el tiramisú con una tapa o con plástico transparente de cocina y refrigere 8 horas como mínimo. El reposo es imprescindible para que los bizcochos absorban bien el líquido y todos los sabores se combinen y desarrollen.

Variaciones

  • En vez de remojar los bizcochos uno por uno, puede colocarlos sin remojar y verter el café sobre ellos, el cual absorberán durante el tiempo de reposo. Quizá no se empapen uniformemente, pero es más rápido y el resultado es también bueno.
  • El amaretto se puede sustituir por otra bebida alcohólica. Algunas opciones típicas son el vino de Marsala, el licor de naranja o el ron. Si desea realizar un tiramisú sin alcohol, prescinda del licor y añada unas gotas de esencia de almendras al café y a la crema.
  • Puede preparar el tiramisú con café descafeinado de buena calidad.
  • Para los amantes del chocolate: intercale una capa de chocolate -rallado, en virutas o picado- entre las capas de bizcocho y crema; o bien mezcle unos cuantos trocitos de chocolate con la crema.
  • Aunque el tiramisú se suele realizar con bizcochos de savoya, puede usar bizcochos de soletilla o planchas de bizcocho genovés.
  • El tiramisú se puede preparar en raciones individuales, usando cuencos, vasos o copas grandes.
  • Si usa un recipiente más pequeño, puede realizar el tiramisú con 6 capas (3 de crema y 3 de bizcochos).

Consejos

  • Recuerde que hay que usar cacao puro en polvo; los preparados de cacao para desayuno no son apropiados para esta receta, ya que suelen contener solo un pequeño porcentaje de auténtico cacao.
  • Dado que en esta receta los huevos no se cocinan, lo ideal es usar huevos pasteurizados. Si esta opción no es posible, use huevos muy frescos y que hayan pasado los controles sanitarios pertinentes.
  • Es mejor (aunque no imprescindible) usar azúcar molido para facilitar su disolución en las yemas y en las claras.