¡SÍGUENOS!

receta paso a paso y con fotos del Pastel de fresas con nata

pastel de fresas con nata

información

datos de la receta
nivel medio
preparación h
reposo h
tiempo total 10 h

ingredientes

ingredientes
genovesa
mantequilla 20 g
huevos grandes unids.
azúcar blanco molido 60 g
harina blanca de trigo 60 g
chantillí
nata para montar 300 ml
azúcar blanco molido 30 g
fresas endulzadas
fresas 500 unids.
azúcar blanco molido 50 g
jarabe
agua 60 ml
azúcar blanco 60 g
cobertura fresa
fresas 100 g
azúcar blanco molido 20 g
hojas de gelatina ud.
zumo de limón fresco cda.

utensilios

  • 1 molde para el bizcocho de 18 cm de diámetro
  • Utensilios para hacer la masa del bizcocho (ver la receta del bizcocho)
  • 1 cazo pequeño para cocer el almíbar
  • 1 brocha para humedecer los bizcochos
  • 1 cuenco grande para montar la nata
  • 1 batidor de varillas (manual o eléctrico) para montar la nata
  • 1 recipiente amplio para mezclar las fresas con azúcar
  • 1 recipiente mediano para triturar las fresas de la cobertura
  • 1 recipiente bajo y ancho para rehidratar la gelatina
  • 1 espátula grande o similar para alisar la crema

Este pastel de fresas con nata es sencillo a la par que vistoso. Tan sólo es bizcocho ligero (o un bizcocho genovés) relleno de fresas frescas y nata montada -una combinación clásica- y cubierto de gelatina casera de fresas. Sin embargo, cuando se realiza con ingredientes de calidad es tan delicioso como el más sofisticado gâteau francés.

La clave para un buen resultado es endulzar las fresas justo antes de montar la tarta con un poco de azúcar molido, y azucarar poco la nata montada (crema Chantillí) para crear un buen contraste de sabores y texturas: las fresas dulces, ácidas y firmes en contraposición a la nata suave y cremosa. También es importante humedecer el bizcocho con un poco de almíbar para que el pastel quede jugoso. La cobertura consiste simplemente en un puré de fresas mezclado con zumo de limón para aumentar la acidez, azúcar para endulzar y gelatina neutra (sin sabor) para gelificar; es sencilla, pero proporciona un acabado brillante y lleno de sabor.

Antes de empezar...

  • Este pastel requiere de un aro en el que montar el pastel. Nosotros hemos usado un aro que se se adapta a cualquier diámetro. Si no tiene uno, puede usar el típico molde desmontable compuesto de una base y un aro, tanto para realizar el bizcocho como para montar el pastel. Sin embargo, tenga en cuenta que el bizcocho encogerá ligeramente al enfriarse. Así, cuando quiera montar el pastel habrá una pequeña holgura entre el bizcocho y el aro y le resultará muy difícil montar la tarta. Para solucionar este problema haga lo siguiente: coloque el aro del molde en la posición abierta y sin la base sobre la bandeja del horno y hornee en él el bizcocho para obtener un bizcocho algo más grande que el aro cerrado. Luego monte la tarta con el aro cerrado, que es ligeramente más pequeño, y así conseguirá que el bizcocho y el aro queden completamente juntos.
  • Las cantidades de fresas y nata en esta receta son aproximadas, siendo posible que necesite un poco menos de lo indicado (o quizá un poco más, pero es poco probable). La cantidad de fresas ha de suficiente para crear una capa de ellas sobre el bizcoho, y la nata ha de ser suciciente para cubrirlas. Por tanto, es posible que le sobre un poco de alguno de estos ingredientes (o quizá necesite un poco más).

Realización

Realización de cada una de las partes del pastel

  1. Paso : Hacer la genovesa

    Siga la receta paso a paso del bizcocho genovés, y horneélo en un molde de 18 cm de diámetro. La genovesa es un bizcocho muy ligero y esponjoso, ideal para rellenar y obtener pasteles que no sean pesados. Puede realizar el bizcocho la víspera; también puede hacerlo con mucha antelación y congelarlo, para después descongelarlo el día anterior a la confección del pastel.

  2. Paso : Paso : Cocinar el jarabe

    Cueza el agua con el azúcar en un cazo y hierva a fuego lento durante 5 min. Retire del fuego y déjelo enfriar. Este jarabe servirá para empapar las capas de bizcocho y obtener así un pastel más jugoso.

  3. Paso : Paso : Hacer la crema chantillí

    Siga la receta de la crema chantillí (nata montada) paso a paso si es la primera vez que la hace y resérvela en la nevera hasta el momento de usarla. La nata ha de quedar firme sin que llegue a convertirse en mantequilla.

  4. Paso : Lavar las fresas y secarlas

    Lave y seque las fresas con cuidado. Retire las hojas y corte la parte blanca superior. Parta por la mitad, a lo largo, suficientes fresas para forrar el anillo de tarta en el que montará la tarta.

  5. Paso : Paso : Paso : Paso : Paso : Paso : Paso : Paso : Hacer la cobertura de gelatina de fresa justo antes de comenzar a montar la tarta

    La cobertura ha de hacerla justo antes de comenzar el montaje de la tarta para que la gelatina vaya cuajando mientras monta la tarta. Ponga la gelatina a remojo en agua fría dentro de un recipiente. Mientras la gelatina se rehidrata, lave y seque las fresas. Tritúrelas en un recipiente junto con el azúcar. Vierta el zumo de limón en un cuenco y caliéntelo en el microondas (o en un cazo si no tiene microondas) sin que hierva. Escurra la gelatina apretándola entre las manos y añádala al zumo de limón caliente; remueva para disolver. Vierta el puré de fresas sobre el zumo mientras remueve. Deje reposar esta mezcla en la nevera hasta que su consistencia sea un poco espesa, parecida a una mermelada fluida (deberá observar periódicamente el espesor para que no cuaje de más) y, mientras tanto, comience con el montaje del pastel. Retírela de la nevera para que no siga cuajando.

Montaje del pastel

  1. Paso : Cortar el bizcocho en dos capas iguales

    Con un cuchillo de sierra grande, corte el bizcocho el dos láminas del mismo grosor. Para ello, marque primero el corte para no torcerse y, a continuación, corte la lámina de bizcocho siguiendo las marca.

  2. Paso : Paso : Primera capa

    Coloque un anillo para tartas del tamaño del bizcocho o ligeramente más pequeño en un plato. Coloque el disco de bizcocho superior sobre el plato con la parte superior contra el plato encajándolo dentro de anillo. Con una brocha, empápelo con la mitad del jarabe.

  3. Paso : Paso : Mezclar las fresas con el azúcar en polvo

    Eche las fresas en un cuenco y espolvoree el azúcar en polvo por encima. Mezcle con cuidado para no romper las fresas.

  4. Paso : Formar el anillo de fresas exterior

    Coloque las mitades de fresa que había cortado sobre el bizocho, con la parte plana contra el anillo y la punta hacia arriba. Presione ligeramente contra el anillo para que se adhieran.

  5. Paso : Paso : Paso : Echar un poco de crema Chantillí y colocar el resto de las fresas

    Extienda una capa delgada de crema Chantillí sobre el bizcocho, empújándola con una cuchara pequeña contra las fresas para que los huecos entre estas se rellenen. Coloque el resto de las fresas con la punta hacia arribay muy juntas sobre la capa de crema.

  6. Paso : Paso : Paso : Terminar de rellenar con la crema Chantillí

    Eche suficiente crema Chantillí sobre las fresas para cubrirlas justo hasta la punta y alise con una espátula. Si unas fresas fuesen mucho más altas que otras, córtelas la punta con un cuchillo pequeño y muy afilado.

  7. Paso : Paso : Paso : Tapar con la otra capa de bizcocho

    Coloque la última capa de bizcocho y presione ligeramente. Empape con el resto del jarabe.

  8. Paso : Paso : Paso : Cubrir con la gelatina de fresas

    La gelatina debe tener una consistencia un poco más fluida que la de la mermelada. Reserve dos cucharadas de la cobertura, vierta el resto sobre la superficie de la tarta e incline el molde en todas las direcciones para que se extienda.

  9. Paso : Paso : Decorar con las fresas y refrigerar

    Reboce las dos fresas en las dos cucharadas de gelatina reservada y colóquelas sobre la tarta. Refrigere hasta que la cobertura cuaje (normalmente varias horas).

  10. Paso : Paso : Paso : Desmoldar

    Retire el anillo despacio. No deslice un cuchillo entre el anillo y la tarta ya que podría estropear el mosaico de fresas y nata (además no es necesario; esta tarta se desmolda sin problemas).

Variaciones

  • Puede añadir al jarabe unas gotas de esencia natural de fresa o un poco de licor de fresa (unas 2 cucharadas) para potenciar el sabor a fresa.

Consejos

  • Este pastel es bastante sencillo comparado con otros, por lo que resulta ideal para personas con poca experiencia en la cocina. Si este es su caso, haga el bizcocho con al menos un día de antelación al montaje del pastel y calcule un poco más de tiempo del indicado en la receta (no lo haga con prisas).
  • Como con la mayoría de los pasteles, es mejor hacerlos la víspera de su degustación para que los sabores se desarrollen.
  • La cantidad de gelatina en la cobertura proporciona una textura sufientemente fuerte para que mantenga la forma, pero sin ser demasiado firme. De hecho, puede tardar varias horas en cuajar totalmente. Sea paciente.
  • Es esencial elegir fresas de calidad. Para ello, lo mejor es realizar este pastel durante la temporada de fresas y, a ser posible, cultivadas cerca de su área geográfica para que estén bien maduras.