¡SÍGUENOS!

receta de Genovesa (bizcocho ligero para pasteles y tartas)

genovesa

información

datos de la receta
nivel medio
preparación 25 min
cocción 30 min
reposo h
tiempo total h

ingredientes

ingredientes
mantequilla (opcional) 30 g
huevos grandes unids.
azúcar blanco molido 120 g
harina blanca de trigo 120 g

utensilios

  • varillas para batir las mezclas (preferiblemente batidora eléctrica)
  • 1 recipiente o 1 cazo pequeño para fundir la mantequilla
  • 1 cuenco grande para las claras
  • 1 cuenco mediano para las yemas
  • 1 molde circular de 20cm de diámetro
  • mantequilla y harina para untar el molde
  • tamiz o colador para la harina
  • 2 recipientes sobre los que tamizar la harina
  • 1 lengua o espátula
  • rejilla sobre la que desmoldar el bizcocho
La genovesa es el bizcocho más básico. No contiene casi grasa y es muy esponjoso y ligero debido la introducción de aire en la masa durante su preparación, por lo que resulta perfecto para rellenar y obtener pasteles ligeros. Además, como absorbe los líquidos muy fácilmente, se suele emborrachar.

Realización

  1. Preeliminares

    Encienda el horno a 180 °C. Unte el molde con mantequilla y enharínelo. Separe las yemas de las claras y viértalas en sendos cuencos. Las claras no deben contener restos de yema y los cuencos han de estar limpios, sin restos de grasa ni jabón. Tamice la harina al menos dos veces. Funda la mantequilla en el microondas o en un cazo y déjela a temperatura ambiente hasta su uso.

  2. Paso 1: Paso 1: Blanquear las yemas

    En el cuenco que contiene las yemas, eche la mitad del azúcar en polvo y bata con las varillas (manuales o con batidora eléctrica) hasta que estén espumosas y cremosas, de un color pálido y con el doble de volumen.

  3. Paso 1: Montar las claras a punto de nieve

    Con unas varillas limpias y secas, bata las claras hasta que estén firmes. Incorpore el azúcar restante en tandas, batiendo enérgicamente despuès de cada adición. Una batidora eléctrica facilita mucho esta labor.

  4. Paso 1: Paso 1: Paso 1: Incorporar las yemas a las claras

    Vierta las yemas sobre las clara y mezcle con movimientos lentos y envolventes, usando una lengua o una espátula. Esta operación ha de ser muy breve (1 minuto aproximadamente), pues si remueve la mezcla en exceso perderá volumen.

  5. Paso 1: Paso 1: Incorporar la harina

    Tamice de nuevo la harina directamente sobre la masa y mezcle la espátula realizando suaves movimientos envolventes. Haga esta operación en dos o tres tandas. De nuevo, no proongue esta operación más de lo necesario o la masa perderá volumen: 2 o 3 minutos deberían bastar.

  6. Paso 1: Añadir la mantequilla (opcional).

    Vierta la mantequilla fundida sobre la masa con suavidad y mezcle con la espátula ligeramente (1 minuto), siempre con movimientos suaves y envolventes..

  7. Paso 1: Paso 1: Hornear

    Vierta la mezcla en el molde e introdúzcalo en el horno a altura media-baja. Hornee hasta que al pinchar con un palillo en el centro, este salga seco (30 min aproximadamente).

  8. Paso 1: Paso 1: Paso 1: Paso 1: Desmoldar

    Retire el bizcocho del horno y déjelo reposar 10 minutos en el molde. Vuélquelo a continuación sobre una rejilla y déjelo enfriar por completo.

Variaciones

  • La mantequilla sirve para enriquecer la masa de este bizcocho, pero también se puede hacer sin ella.
  • Para obtener un bizcocho más flexible y de textura más fina, aunque con menos sabor, se puede sustituir hasta el 40% de la harina por maicena o fécula de patata.
  • En vez de un molde para bizcochos, puede extender la masa en sobre una o varias bandejas para horno y cocerlas independientemente, obteniendo así planchas de bizcocho que luego podrá cortar de diferentes formas. En este caso, el tiempo de cocción se reduce a unos 10 o 15 minutos, según el grosor.
  • Puede añadir a la masa diversas especias y esencias en cantidades muy pequeñas, como canela, ralladura de limón o naranja, esencia de menta o vainilla.

Consejos

  • Lea las técnicas para montar caras a punto de nieve si nunca lo ha hecho. Para ello, lo más importante es que los utensilios que se usen para montar las claras estén muy limpios y aclarados, sin restos de grasa ni jabón. Además, cuando separe las claras de las yemas, no debe quedar ningún resto de yema en las claras.
  • Es importantísimo mezclar con movimientos lentos y envolventes. Si mezcláramos rápidamente, las burbujas microscópicas de aire que contiene la masa se romperían y a masa perdería gran parte de su volumen.

Recetas con genovesa