¡SÍGUENOS!

receta de Pasta quebrada

pasta quebrada

información

datos de la receta
nivel medio
preparación 20 min
cocción 15 min
tiempo total 45 min

ingredientes

ingredientes
mantequilla 125 g
harina blanca de trigo 250 g
sal ½ cdta.
azúcar blanco 25 g
huevos pequeños 1unid.

utensilios

  • 1 cuenco para hacer la mezcla o una superficie de trabajo fría (como mármol)
  • accesorio picador del robot o la batidora (si se hace la masa a máquina)
  • plástico para envolver alimentos
  • rodillo
  • papel para hornear
  • legumbres secas

Realización

Con el utensilio picador de una batidora o robot

  1. Paso 1: Aromatizar la leche Mezclar harina, el azúcar y la mantequilla

    Parta la mantequilla en trozos pequeños. En el accesorio picador del robot de cocina o de la batidora de mano, eche la harina y el azúcar y, sobre ellos,la mantequilla en trocitos. Muela el conjunto a máxima potencia durante unos segundos. Abra el accesorio y despegue la mantequilla que se haya adherido al fondo y las paredes. Repita estas dos operaciones -moler y despegar la mantequilla- hasta que el conjunto esté bastante homogéneo y se asemeje a unas migas.

  2. Paso 1: Aromatizar la leche Añadir el huevo

    Bata ligeramente el huevo en una taza. Añada 1 cda. de huevo a la mezcla de harina y vuelva a mezclar. Siga añadiendo cucharadas de huevo y mezclando hasta que la pasta comience a cohesionarse. Estará en su punto cuando quede compacta y sin grietas. Si aun usando todo el huevo la pasta estuviera aún demasiado seca, añada cucharadas de agua fría.

  3. Paso 1: Aromatizar la leche Refrigerar la pasta

    Retire la pasta del accesorio y haga rápidamente una bola, apretando bien la pasta para que quede unida. Envuélvala en plástico de cocina y refrigere al menos 2 horas.

A mano

  1. Paso 1: Mezclar harina, el azúcar y la mantequilla con un tenedor Mezclar harina, el azúcar y la mantequilla con un tenedor

    Parta la mantequilla en trozos muy pequeños. Parta la mantequilla en trozos pequeños y mézclela con la harina, la sal y el azúcar en un cuenco o sobre la superficie de trabajo, usando para ello un tenedor. Debe machacar los trodos de mantequilla mientras los mezcla con la harina. Ha de realizar este paso lo más rápidamente posible para que los ingredientes no aumenten temperatura. Si hace mucho calor, haga esta operación en un cuenco que habrá congelado previamente durante media hora.

  2. Paso 2: Añadir el huevo Añadir el huevo

    Bata ligeramente el huevo en una taza. Vierta 1 cda. de huevo a la mezcla de harina y mezcle con el tenedor. Siga añadiendo cucharadas de huevo y mezclando hasta que la pasta comience a cohesionarse. Estará en su punto cuando quede compacta y sin grietas. Si aun usando todo el huevo la pasta estuviera aún demasiado seca, añada cucharadas de agua fría.

  3. Paso 3: Refrigera la pasta Refrigera la pasta

    Haga rápidamente una bola con la masa, apretando bien la pasta para que quede unida. Envuélvala en plástico de cocina y refrigere durante 1 hora o hasta que la pasta esté firme pero no dura (ha de tener una consistencia como la plastilina).

Estirar la masa

  1. Paso 1: Aromatizar la leche Aplastar la masa ligeramente

    Espolvorée la superficie de trabajo con harina y coloque la bola de masa sobre ella. Aplástela con la mano o con el rodillo hasta que quede de un grosor de unos 3, procurando que conserve la forma redondeada.

  2. Paso 1: Aromatizar la leche Hacer un círculo de masa

    Unte el rodillo con harina y hágalo girar sobre la pasta desde el centro hacia fuera, en sentido contrario a usted y presionando ligeramente. Gire la masa un octavo de vuelta y vuelva a estirar. Continúe girando y estirando hasta que la masa quede de unos 2mm de grosor (esto puede variar según la receta). Compruebe a menudo que la masa no se adhiera a la superficie de trabajo; si ocurriera, enrolle la pasta con cuidado sobre el rodillo, espolvorée más harina sobre la superficie y suelva a desenrrollar la masa. Ha de estirar la masa en todas las direcciones para que conserve su forma redondeada.

Forrar un molde

  1. Paso 1: Aromatizar la lechePaso 1: Aromatizar la leche Enrollar la pasta en el rodillo y desenrollárla sobre el molde

    Unte la superficie de la pasta con un poco de harina. Coloque el rodillo en un extremo y enróllela en él. Levante el rodillo con la masa, colóquelo en extremo del molde y desenróllela sobre él. Empuje los bordes hacia el interior con suavidad para que la pasta quede indruducida en el interior del molde.

  2. Paso 1: Apretar la masa y recortar los bordes Paso 1: Apretar la masa y recortar los bordes Apretar la masa y recortar los bordes

    Apriete suavemente la masa contra las paredes y el fondo del molde y pase el rodillo sobre él presionando para recortar la masa sobresaliente. También puede hacer esta operación con un cuchillo muy afilado.

  3. Paso 1: Aromatizar la leche Decorar y refrigerar

    Opcionalmente, puede decorar el borde con diversos utensilios: con un tenedor puede marcar estrías o puede ondular el borde con los dedos. Cubra la masa con plástico para alimentos y refrigérela al menos 30 minutos antes de hornearla.

Horneado en seco

  1. Paso 1: Aromatizar la leche Pinchar y forrar el molde con papel para hornear

    Caliente el horno a 200 °C. Si el relleno de la tarta no es muy líquido, pinche la masa con un tenedor o un palillo en varios sitios (esto evita que suba). Cubra la masa con un trozo de papel para hornear y eche encima una capa de legumbres secas como garbanzos o alubias.

  2. Paso 1: Aromatizar la leche Primer horneado

    Si la masa va a llevar un relleno húmedo, conviene hornearla parcialmente en seco para evitar que la base se humedezca y no se cueza adecuadamente. Para ello, introduzca el molde en el horno a altura media unos 15 minutos: la masa debe haber perdido el color a crudo pero no debe dorarse. Retírela del horno y quite el papel y las legumbres.

  3. Paso 1: Aromatizar la leche Segundo horneado

    Si la masa no ha de cocerse posteriormente con el relleno, hay que terminar de hornearla. Simplemente vuelva a introducirla en el horno (sin papel ni legumbres) hasta que los bordes estén ligeramente dorados. Retírela y déjela enfriar por completo en el molde.

Variaciones

  • El huevo se puede sustituir por agua muy fría.
  • Puede añadir aromatizantes como especias en polvo o cáscara de naranja o limón, según la receta.

Consejos

  • La mantequilla ha de estar muy fría, así como el huevo.
  • Hay que evitar que la masa se caliente debido al contacto con el aire y con las manos. Por tanto, manipule la masa con las manos el menor tiempo posible.
  • Si la masa quedara muy húmeda o si se regrigera poco tiempo, tenderá a encogerse durante el horneado.
  • Si la masa está demasiado seca, se agrietará durante el estirado.
  • Si la masa está demasiado seca, se agrietará durante el estirado.
  • A veces la masa se agrieta durante el horneado, lo que provocará que el relleno se salga (si es líquido). Si los agujeros o gritas son muy grandes, tápelos con los sobrantes de masa: si son pequeños (como los pinchazos que se hacen con el tenedor) pincélelos con clara de huevo y hornee 5 minutos.

Recetas con pasta quebrada