¡SÍGUENOS!

receta de Tarta inglesa de ciruelas

Tarta inglesa de ciruelas

información

datos de la receta
nivel fácil
preparación h
reposo h
cocción h
tiempo total h

ingredientes

ingredientes
pasta quebrada
mantequilla 250 g
harina blanca de trigo 400 g
azúcar blanco 40 g
sal cdta
agua 60 ml
relleno de ciruelas
ciruelas rojas maduras pero firmes kg
azúcar moreno 75 g
clavo de olor molido ¼ cdta.
maicena cda.
decoración
huevos medianos unid.
azúcar moreno cdas.

utensilios

  • 1 fuente redonda de cerámica o vidrio de 24 cm de diámetro y unos 4-5 cm de altura
  • 1 recipiente grande para macerar las ciruelas o una cazuela grande para cocerlas (según el método elegido)
Esta tarta de ciruelas inglesas, o plum pie en inglés (pronunciado aproximadamente "plum pai"), es un postre casero muy común en el Reino Unido, a menudo servido casi recién salido del horno y con crema inglesa caliente. Consiste en dos capas de pasta quebrada con un relleno de ciruelas con azúcar. Es sencillo de realizar y perfecto para aprovechar las ciruelas de principios de otoño.

La realización del relleno consiste en extraer el líquido de las ciruelas y reducirlo, o de lo contrario empaparía la masa y esta no se cocería correctamente. Para ello hay dos métodos: macerar las ciruelas durante un noche o cocerlas en un cazo con azúcar durante unos minutos para que suelten el jugo. A continuación el jugo se reduce y se espesa con maicena. La única diferencia en el resultado final entre los dos métodos es que las ciruelas quedan algo más deshechas con el segundo y más enteras con el primero.

Realización

Preparación de las ciruelas

  1. Lavar y cortar las ciruelas

    Lave y seque las ciruelas. Pártalas por la mitad justo por la hendidura natural que tienen en la superficie asegurándose cortar la carne hasta el hueso. Sujete cada mitad de ciruela con una mano y gírelas como si abriera un bote de conserva: las dos mitades se separarán y en una de ellas quedará en hueso, que habrá de despegarlo de la carne con los dedos (si estan maduras, será fácil; si no, tendrá que hacer algo de fuerza).

  2. Macerar o cocer las ciruelas

    Si tiene tiempo, mezcle las ciruelas en un recipiente con el azúcar y el clavo y déjelas macerar durante una noche para que suelten el jugo. Si no, póngalas en una cazuela con el azúcar y el clavo y caliente a fuego lento. Cuando comiencen a hervir y soltar los jugos, déjelas cocer unos 5 minutos.

  3. Reducir el líquido de las ciruelas

    Tanto si ha cocido las ciruelas como si las ha macerado, retírelas con una espumadera. Vierta el líquido que han soltado las ciruelas en un cazo y caliente a fuego medio-fuerte para que se evapore el agua y se reduzca hasta que tenga una consistencia muy melosa.

  4. Agregar la maicena

    Mezcle la maicena con una o dos cucharadas de agua fría y remueva para que se disuelva. Añada la maicena disuelta al líquido de las ciruelas fuera del fuego mientras remueve con un batidor. Devuelva el cazo al fuego y hierva a fuego muy bajo durante un minuto, removiendo para que no se pegue. Retire del fuego y deje enfriar.

Base de pasta quebrada

La pasta quebrada se puede hacer muy rápidamente con el accesorio picador que incorporan la mayor parte de batidoras y robots de cocina. Si no tiene una, puede hacer la pasta quebrada a mano. Si es la primera vez que elabora pasta quebrada, le aconsejamos leer con atención toda la receta y los consejos.

Montaje de la tarta y horneado

  1. Estirar dos tercios de la masa

    Estire 2/3 de la pasta en un círculo que sobresalga unos 2,5 cm del borde del molde. Forre el molde dejando que la pasta sobresalga del borde.

  2. Rellenar el molde con las ciruelas y el líquido reducido

    Vierta las ciruelas en el molde y encima de ellas el líquido reducido.

  3. Tapar la tarta con el resto de la masa

    Estire el resto de la pasta en un círculo ligeramente más grande que el molde. Colóquela sobre las ciruelas. Apriete los bordes de las dos masas para sellarlos y enróllelos hacia el interior para formar un borde grueso. Si lo desea, puede decorar este borde.

  4. Pintar con huevo y espolvorear con azúcar

    Bata un huevo y use una brocha para pintar la superficie de la masa con él. Espolvoree toda la superficie con azúcar moreno. Practique dos cortes en el centro del molde para hacer una cruz y levante los picos para permitir que salga el vapor durante la cocción.

  5. Hornear

    Hornee la tarta en el tercio inferior del horno durante 40-50 min. Si la superficie o los bordes se doran en exceso, tápelos con papel de aluminio y prosiga la cocción. Normalmente la tarta está hecha cuando se ve el líquido burbujear a través del agujero central.

  6. Reposo

    Retire la tarta y déjela enfriar al menos 1 hora antes de servir para que los jugos se asienten. Se puede comer caliente, tibia o a temperatura ambiente.

Consejos

  • Es muy importante que el líquido de las ciruelas haya espesado. Si no, la masa lo absorbería y no se cocería apropiadamente, quedando con aspecto de masa cruda.