¡SÍGUENOS!

técnica de cocina: cómoCortar una naranja (u otro cítrico) en gajos sin dejar nada de piel

cortar naranja en gajos sin dejar nada de piel

información

datos de la técnica
nivel fácil
preparación min
tiempo total 10 min

ingredientes

ingredientes
naranjas u otro cítrico

utensilios

  • tabla para cortar
  • un cuchillo pequeño, de hoja fina y muy afilada

Cortar una naranja en gajos sin dejar nada de piel permite que los postres queden mucho más vistosos que dejando los gajos con su piel. Al quedar la pulpa de la naranja a la vista con su color brillante resulta más apetecible. Por otra parte, resulta más fácil de comer, pues no hay piel ni semillas. Dan un toque de color y frescor a cualquier tarta o pastel y son deliciosos en una macedonia o en una terrina de frutas.

Es una técnica de cocina sencilla, tan sólo requiere un cuchillo bien afilado y un poco de paciencia para cortar la naranja siguiendo la curva natural. Procure sujetar firmemente la naranja pero sin apretarla para que no pierda zumo.

Realización

  1. Corte sendas rodajas en las partes inferior y superior de la naranja, suficientemente gruesas como para que la pulpa quede expuesta, sin restos de piel.

  2. Coloque la naranja con uno de los cortes apoyado en la tabla. Ha de sostenerse de pie perfectamente.

  3. Sujete la naranja sin apretar demasiado y practique un corte siguiendo a curva natural de la naranja, de arriba hacia abajo, para pelarla. El corte ha de ser suficientemente profundo para que la pulpa quede a la vista. No deben quedar restos de cáscara, albedo ni piel. Siga cortando hasta que la fruta esté completamente pelada.

  4. Corte los gajos de naranja practicando cortes rectos junto a la piel que los separa y vaya retirándolos con cuidado. Retire las semillas, si las tiene.

Consejos

  • Procure sujetar la naranja con firmeza pero sin apretarla para que no pierda el jugo.
  • Es importante que el cuchillo esté bien afilado para que el corte sea fácil.